Faith and Obedience (Spanish) [PDF Only]

Sin obediencia a la ley de Dios nuestra fe es una fe muerta.

¿Se opone la ley de Dios al amor, la gracia y la fe? El Apóstol Pablo deja claro en Romanos 13:8-10 que el amor es el cumplimiento de la ley porque el amor pone a la ley en acción al respetar los requerimientos de Dios acerca de la vida, la propiedad, nuestro vecino, nuestro enemigo y nosotros mismos. Si cometemos adulterio, no amamos a nuestra esposa. Si somos idolatras, no amamos a Dios. El amor es más que un sentimiento; es una forma de vida que se vive ya sea en fe y obediencia a Dios y Su ley o en incredulidad y desobediencia. El amor es la ley de Dios puesta en acción por una persona de fe. Por lo tanto, es por la gracia de Dios que Él nos ha dado Sus mandamientos.

En esta poderosa introducción a la ley Bíblica, R.J. Rushdoony revela que ser nacido de nuevo significa que donde alguna vez eras gobernado por tu propia palabra y espíritu, ahora eres completamente gobernado por la Palabra de Dios y Su Espíritu. Esto es porque cada palabra de Dios es una palabra que hay que cumplir. Nuestro dinero, nuestro llamado, nuestra familia, nuestra sexualidad, nuestra vida política, nuestra economía, nuestras ciencias, nuestro arte y todas las demás cosas deben estar sometidos a la Palabra de Dios y a sus requerimientos.

La Escritura dice que “la paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23), y que “el pecado es infracción de la ley” (1 Juan 3:4). Por lo tanto, estar sin ley es conducir a nuestra sociedad a la muerte. ¿Podrá esto explicar los desastres y colapsos de nuestro tiempo? ¿Puedes ver qué tan importante sería dicho estudio de la ley de Dios? Si lo puedes ver, entonces aquí está tu introducción.

E-Books:
$0.99

Read inside...

Product ContainsZIP Contains (PDF)
TopicsBiblical Law, Dominion, Government, Justice, Philosophy, Theology

About the author

R. J. Rushdoony

Rev. R.J. Rushdoony (1916–2001), was a leading theologian, church/state expert, and author of numerous works on the application of Biblical law to society. He started the Chalcedon Foundation in 1965.  His Institutes of Biblical Law (1973) began the contemporary theonomy movement which posits the validity of Biblical law as God’s standard of obedience for all. He therefore saw God’s law as the basis of the modern Christian response to the cultural decline, one he attributed to the church’s false view of God’s law being opposed to His grace. This broad Christian response he described as “Christian Reconstruction.”  He is credited with igniting the modern Christian school and homeschooling movements in the mid to late 20th century. He also traveled extensively lecturing and serving as an expert witness in numerous court cases regarding religious liberty. Many ministry and educational efforts that continue today, took their philosophical and Biblical roots from his lectures and books.

More by R. J. Rushdoony