Resources

Estirando las definiciones

By Andrea G. Schwartz
November 03, 2006

Las definiciones tienen el propósito de designar no solo lo que una cosa es, sino también lo que no
es. Por ejemplo, un vaso puede definirse como un recipiente transparente usado para beber y que
contiene líquidos que están fríos o a la temperatura ambiente. Esta definición hace que un vaso sea
diferente de una bandeja, que es un recipiente que no está destinado a contener líquidos, sea que
estén calientes o fríos. Por tanto, uno usará un vaso para agua, leche o vino, pero a una bandeja
para la comida. No es tanto que usted no pueda usar uno en lugar de la otra, sino que, cuando lo
hace, altera su propósito y utilidad.


Recientemente, en un torneo de golf, estuve caminando con un joven que brindaba apoyo a una
muchacha que jugaba en pareja con mi hija. Le pregunté cómo había conocido a Jessica..., que si
era un hermano, un novio o solo un amigo. Me respondió que era su hermano... su medio hermano.
Como un juego de golf se lleva unas buenas 4 horas y más, Mark y yo tuvimos una buena
oportunidad para charlar. Descubrí que era un atleta que competía en las Olimpiadas Juveniles en
campo y pista y que acababa de graduarse del preuniversitario. A mitad del juego le pregunté
cuánto tiempo hacía que él y Jessica eran medios hermanos. Me respondió: “Bueno, realmente no
somos medios hermanos. Nuestros padres han estado comprometidos durante nueve años y por eso
nos decimos así. No sé por qué no se han casdo todavía... me imagino que quieran estar seguros.”
Entonces, ¿cómo usted define hermanos? Aquellos jóvenes estaban obligados a adoptar una relación
que no era realmente de ellos. Sin duda querían estar en alguna categoría que se pudiera reconocer.
Cuando discutí eso con mi hija, me miró atónita y me dijo que Jessica había presentado a Mark
como su novio, lo que indicaba una relación de citas amorosas. Cuando le repetí lo que él me había
dicho, mi hija respondió: “¡Eso es grosero! ¡Tener citas con su hermano!”


Pero piénselo bien. Asumiendo que usted no tenga objeciones contra las citas en general, ¿qué
había exactamente de “grosero” en la relación de ellos? No eran realmente hermanos en lo absoluto.
El hecho de que hubieran sido criados juntos desde que tenían nueve y siete años respectivamente,
les había establecido una relación confusa e indefinida. Le hice saber a mi hija que la culpa la tenían
sus respectivos padres que, sin duda, estaban más interesados en gratificar sus propios deseos que
en ocuparse del bienestar de sus hijos.


¿Es de sorprenderse que la definición de matrimonio está bajo asedio, cuando las definiciones de
padre, madre, hermano y hermana han sido estiradas y enturbiadas durante las cuatro últimas
décadas? La Biblia se toma mucho esfuerzo para relacionar la genealogía de los justos y los injustos
en términos de sus raíces biológicas, en vez de las “familias mixtas” de nuestra era. Incluso más:
para que nosotros entendamos la idea de que la Iglesia es la “familia de Dios”, debemos
comprender que, igual que la familia biológica tiene miembros que están claramente definidos,
también ser un miembro de la familia de Dios no es asunto de adronarse con una etiqueta, sino un
acto de nuestro Soberano Salvador. 


Topics: Family & Marriage

Andrea G. Schwartz

Andrea Schwartz is Chalcedon’s family and Christian education advocate, and the author of eight books including: A House for God: Building a Kingdom-Driven FamilyThe Biblical Trustee Family: Understanding God’s Purpose for Your HouseholdEmpowered: Developing Strong Women for Kingdom ServiceWoman of the House: A Mother’s Role in Building a Christian Culture, and The Homeschool Life: Discovering God’s Way to Family-Based Education. She’s also the co-host of the Out of the Question podcast, and Homeschooling Helps (weekly live Facebook event). She can be reached at [email protected]

More by Andrea G. Schwartz