Resources

"¿El Recontruccionismo Cristiano… y La Literatura de Fantasía?"

By Lee Duigon
April 05, 2017

[Escrito originalmente en inglés por Lee Duigon Traduciducido al español por Libertad García.]

“Cada uno de ustedes representa la historia de la providencia de Dios, quien te ha llevado hasta donde estás hoy. Tu y yo tenemos nuestras propias funciones en el Reino de Dios…”1Mark Rushdoony

Entre otras cosas, mi pequeño papel en el Reino de Dios es escribir novelas de fantasía- inspiradas primeramente en la biblia misma, pero también en el trabajo de R. J. Rushdoony y sus enseñanzas de reconstruccionismo cristiano.

Esto, tal vez te sonaría absurdo. Después de todo, una de las características obvias de la ficción, es que no son historias reales. Pero sí recuerdas, Jesucristo contó parábolas, y estas en el sentido literal, no son ciertas. Nuestro Señor nunca dijo; “Yo conocía un hombre que tenía un hijo prodigo”. Estas son historias cortas de ficción usadas para enseñar la verdad – para ilustrar un principio bíblico en términos que podían ser entendidos fácilmente por gente ordinaria.

Una novela de ficción puede ser – pero no es, en el mundo caído – Una larga historia de ficción que presenta la verdad de un ángulo inesperado para que se vea nuevo y entretenido. La ficción cristiana va a ilustrar la verdad ya encontrada en la palabra de Dios. Bueno, al menos debería ser eso. Los escritos de C.S. Lewis, notablemente “The Screwtape Letters (Cartas de diablo a su sobrino)”, y “Chronicles of Narnia “ (Crónicas de Narnia) son ejemplos conocidos.

LA PROVIDENCIA DE DIOS EN ACCIÓN.

Yo he escrito, y sigo escribiendo, novelas de fantasía cristiana, comenzando con “Bell Mountain”2 (La Campana de la Montaña). Esto es la providencia de Dios en obra. Si R. J. Rushdoony, cuando era joven si no se hubiera encontrado con los escritos teológicos de Cornelius Van Til, ni se hubiera convertido en amigo y colaborador de Cornelius Van Til; si no hubiese sido guiado por él, para construir su propia enseñanza de reconstruccionismo cristiano; y si no hubiera seguido perseverando, con ayuda providencial de otros, a establecer su propio ministerio llamado Chalcedon Foundation (Fundación de Calcedonia); y si un editor de “Focus on the Family” (Enfoque a la familia) no me hubiera recomendado contactar a Chalcedon; si no me hubieran aceptado como reportero y editor; si no me hubiera sumergido en los escritos de Rushdoony; cuando me uní al ministerio y si otro editor en Chalcedon no me hubiera comentado que el ministerio debería publicar ficción y libros de teología con su aplicación a la vida - si cualquiera de estas cosas no hubiera pasado yo nunca habría escrito “Bell Mountain” y no estarías leyendo esto. Yo veo la providencia de Dios en cada paso del camino.

El reconstruccionismo Cristiano predica el mandato y sojuzga todo bajo el reinado de Cristo, al reclamar la cultura para el Reino de Dios: Por lo tanto promueve la educación Cristiana en lugar de la educación pública, familias y matrimonios cristianos, gobierno cristiano en cada individuo, instituciones públicas bajo la ley de Dios, etc. Esto también incluye la reforma de nuestra cultura popular, que hoy es como una zona anti-Dios – esto se ve en el cine o en los libros.

La literatura de ficción y fantasía es uno de los sectores dominantes del mercado de literatura Ficción para Jóvenes Adultos. Pero con respecto a la fantasía ¿Qué es lo que están leyendo estos jóvenes?. Si visitas la página de “Goodreads” (Buena lectura) en internet, encontrarás una página titulada “Young Adult Novels of 2013… vote for your favorites3 “ (Novelas para jóvenes 2013… vote por sus preferidos), aquí, verás los principales candidatos para el premio, junto con las cubiertas, y frases descriptivas. Yo examiné los primeros diez.

Seis de los primeros diez libros están ubicados en una futura distopía a la manera de “The hunger games”. (Juegos del hambre). Temas destacados incluyen, “una chica soltera… que puede controlar el poder de los Ángeles”, “adolescente alquimista”, enamorados, adolescentes con súper poderes variados; una chica que es mitad ángel; y un muchacho “mitad dios”. Dioses paganos y griegos interactuando. Etc. Esto da a entender que una porción de la cultura necesita urgentemente la perspectiva cristiana.

Hay libros comercializados como “Fantasía Cristiana”. No quiero criticar a otros autores que probablemente tienen buenas intenciones, pero muchos de estos libros suenan tristemente similares a los que están en la lista de Goodreads. Algunos autores recomendaron video-juegos novelizados, yo les doy mis respetos por tratar esto; pero representaciones de adolescentes con súper poderes me llama la atención como un esfuerzo dirigido en la dirección equivocada.

DIOS ESTÁ A CARGO

Yo decidí desde un principio no incluir la magia ni los súper poderes en mis historias. No solo la “magia” generalmente es difícil de distinguirla de la brujería sino que se ha convertido en una manera muy fácil de escribir las cosas (pereza). ¿Y para qué excitar y tentar a los lectores jóvenes con visiones de “poderes” que los hace sentir superiores a los adultos?. Así que los personajes de mis historias son seres humanos comunes para los cuales no hay atajos mágicos. Tienen que ser valientes y fuertes sin poder recurrir a los hechizos y maleficios inmediatos o habilidades sobre-humanas.

La visión de Rushdoony está llena de pensamiento “reformado”, el cual puede definirse brevemente como la presuposición de que “Dios está a cargo” - de todo.4 Aunque mis personajes no tienen magia ni súper poderes, son los siervos de Dios, y por lo tanto pueden invocar el poder de Dios, una fuente de poder infinitamente mejor que los poderes mágicos disponibles para los héroes y heroínas de la fantasía secular.

No incluyo en mis historias lo que la Biblia prohíbe. Los que sirven a Dios reciben su fuerza. Él levanta protectores para ellos - a veces los protectores más inesperados que se pueda imaginar. Por cuanto el Espíritu de Dios es activo en el mundo de la fantasía, como es en el mundo real, siempre está presente la posibilidad de arrepentimiento, reforma y redención. De hecho la redención es un tema importante en estos libros - y por ninguna otra agencia que la gracia soberana de Dios. Un asesino dedica su vida a proteger los niños a los que él había sido enviado para asesinarlos. Jefes y guerreros paganos se convierten a Dios. Un traidor cobarde se convierte en un generoso hombre de Dios. Un siervo del dios falso sacrifica su vida para el servicio del Dios verdadero. Estos son por supuesto ejemplos bíblicos.

Todos mis personajes son capaces de seguir adelante, para enfrentar los obstáculos y peligros puestos contra ellos, porque Dios está con ellos.

CREYENDOLE A DIOS POR SU PALABRA. Otro elemento clave en las enseñanzas de Rushdoony es, “Tomar a Dios con seriedad y tomar a Dios literalmente junto con Su palabra”.5 En el principio del libro Bell Montain, las únicas personas que entienden a Dios por medio de Su palabra son dos niños Jack y Ellayne. Los adultos - hasta los hombres que aman a Dios, estudiosos de las escrituras - son incapaces de entender la Palabra de Dios literalmente. Aunque algunos aprenden a hacerlo.

Como estos libros son fantasía, establecidos en un mundo imaginario siguiendo una historia propia, yo no podía dar a mis personajes la historia bíblica que conocemos. Deben tener su propia escritura dirigiéndose a la antigüedad: La palabra de Dios hablando a su pueblo de otro mundo que Él creó. Aunque las escrituras de este mundo de fantasía tienen historias diferentes que las nuestras – el mundo imaginario está todavía en lo que llamaríamos “el tiempo del Antiguo Testamento”, ya que todavía no ha llegado su Salvador – Sus escrituras proclaman al mismo Dios, y las mismas leyes inmutables y morales de Dios, las que encontramos en la biblia.

Los protagonistas en mis novelas avanzan poniendo su fe en Dios y obedecen Su palabra. Personajes que hacen lo contrario ya sea al final o al comienzo, no prosperan. Como Jack y Ellayne obedecen a Dios - aun cuando no entienden porque Él quiere que hagan ciertas cosas – están bajo la protección de Dios. Por todo el libro he tratado lo más posible de contar una historia que es fiel a las enseñanzas de la Biblia. A veces la obediencia a Dios es difícil. A veces los que tratan de obedecer a Dios parecen no estar prosperando. Pero sería atrevido tratar de imitar toda la Biblia en una serie de novelas de fantasía.

UNA PRESUNCIÓN DE VICTORIA

El Señorío de Cristo sobre la tierra ya ha sido proclamado, Rushdoony enseñó que para el pueblo de Cristo hay una “Presunción de victoria”.6 La Palabra de Dios siempre cumplirá su propósito. Esta pretensión de victoria le da fuerza a mis personajes. Ellos siguen con su trabajo aunque enfrenten el desastre. Cuando el Rey Trueno sitia la ciudad de Obann con el ejército más poderoso que el mundo ha visto, el Rey Ryons, todavía un niño, va solo obedeciendo el llamado de Dios quien lo manda a Obann. Mientras su pequeño ejército de paganos convertidos ahora despojados de su Rey obedecen este mandato y salen del seguro bosque de Lintum a confrontar la banda del Rey Trueno. Quien los supera en número muchas veces. No hacen estas cosas porque sí, sino por Fe. Dios ha prometido no abandonarlos nunca y ellos (Como Abraham y Josué) creen en Su palabra.

 

RESTAURANDO EL EQUILIBRIO

  Rushdoony enseñó que cada una de las esferas del gobierno, incluyendo la iglesia y el gobierno civil fueron establecidas bajo Dios y deben responder ante Él quien es la autoridad máxima. Ninguna esfera del gobierno debe reinar sobre las otras. En la novelas de Bell Mountain, el Rey Trueno se ha proclamado un dios, reclamando autoridad superior sobre el gobierno civil y sobre la iglesia – de hecho verdaderamente sobre todo aspecto de la vida de sus sometidos. Algo que los lectores modernos consideran alarmantemente familiar. Hemos visto tanto el totalitarismo fuerte – pensemos en el Muro de Berlín, en Corea del Norte, o en cualquier otro de los numerosos ejemplos terribles - y también un rey más suave, cuyas herramientas de dominio incluyen cupones de alimentos, códigos de lenguaje, educación pública y un culto a “La diversidad” que insiste en la uniformidad del pensamiento y emplea diversos medios de coerción para conseguirlo. El Rey Trueno es un maestro en ambos métodos de totalitarismo.

En Obann existe el monopolio de la iglesia, del templo, y de un estado oligárquico. La separación de ambos es una farsa: En Obann, el Templo y la Oligarquía son carne y hueso. Esto ha hecho del templo y de la religión Obannesa en general, muerta espiritualmente. Entonces además de tener que luchar por la supervivencia contra el rey Trueno, los siervos de Dios luchan por lograr un gran resurgimiento de la Religión - no solo en su país nativo sino también en entregar la palabra de Dios a las naciones paganas. Porque toda la tierra y los que la habitan son del Señor: Dios reclama tener el amor de todos los que Él ha creado. Los que en la bíblia son “Judíos y Gentiles” léase acá “ Obanneses y Paganos”.

Dios usa sus siervos - y usa al Rey Trueno, para destruir al templo que se ha convertido en una prisión para Su Palabra, de manera que pueda ser conocida por toda la humanidad. El Espíritu Santo de Dios, no será reprimido por el hombre. Toda esfera de gobierno será puesta por Dios en su puesto legítimo conforme a Su voluntad, y la tiranía será reemplazada por la libertad.

NO FUE FACIL

La parte más difícil de escribir estas novelas fue escribirlas de manera que el “elemento religioso” fuera fundamental en la historia e imposible de separarlo de los eventos descritos – y no solamente puestos en la superficie a diferencia de la mayoría de los libros de “Ficción Cristiana”. Pero lo que fue difícil cuando comencé a escribir Bell Mountain se ha hecho cada vez menos difícil en la medida que la historia sigue adelante. Ahora ya no puedo escribirla de otra manera. Aun así, todavía no puedo describir lo difícil que fue empezarlo.

No me he atrevido a presentar al Señor como un “Personaje” en la historia. Eso le pertenece solo a la Biblia. Pero he tratado de hacer su presencia sentida, libro por libro. El lector juzgará si lo he logrado o no. Bien aquí lo tienen – novelas de fantasía inspiradas por la Palabra de Dios, por las enseñanzas teológicas de R. J. Rushdoony, y por los recursos de la imaginación que Dios me ha dado. La literatura de ficción es territorio reclamado por el Reino de Dios – Tal vez solo uno o dos centímetros cuadrados. Pero, “De lo necio del mundo escogió Dios… Y lo vil del mundo y lo despreciado escogió Dios, y lo que no es para deshacer lo que es” (1Cor 1:27-28), como los personajes de mis historias, tengo que vivir por fe.

Lee Duigon es un cristiano, autor independiente y editor cooperativo de la revista Faith For All of Life (Fe para toda la vida) él ha sido un editor de periódico y reportero y es el autor de la serie de novelas Bell Mountain. Este articulo apareció en la revista Faith for All of Life Enero/Febrero 2014 en inglés.

1.  Mark Rushdoony, “La Visión de R. J. Rushdoony, “http://chalcedon.edu/…/articles/the-vision-of-r-j-rushdoony/

2.  Para descripciones de mis libros en mi “Bell Mountain Series” visite mi blog, http://leeduigon.com, and click “Books.”

3. http://www.goodreads.com/list/show/7362.YA_Novels_of_2013

4. Rushdoony, ibid.

5. Ibid.

6. Ibid.


Topics: Christian Reconstruction, Media / Arts, Education

Lee Duigon

Lee is the author of the Bell Mountain Series of novels and a contributing editor for our Faith for All of Life magazine. Lee provides commentary on cultural trends and relevant issues to Christians, along with providing cogent book and media reviews.

Lee has his own blog at www.leeduigon.com.

More by Lee Duigon